Atento y Konecta: contact center, la I+D+i de la precariedad en España

Sé de lo que hablo: he nacido laboral y sindicalmente en el telemarketing (contact center para los modernos). Conozco el brutal ritmo de trabajo de 8 horas (en la actualidad un lujo, ahora son jornadas parciales forzadas, para exprimirles aún más, pagándoles menos), sentado atendiendo una llamada tras otra de clientes cabreados unos y desesperados otros. Percibo lo que es tener que pleitear incluso los tiempos de descanso, lo que se entiende por “fin de semana”, la lucha sindical por Continua llegint