Con 19 años crea una aplicación para ayudar a las personas con discapacidades auditivas.

Imagen cedida por Háblalo a EFE.

Imagen cedida por Háblalo a EFE.

Con tal sólo 19 años, Mateo Salvatto creó una aplicación que está facilitando la vida a más 65.000 personas sordas en 75 países diferentes. Se llama Háblalo y su objetivo es que algo tan sencillo para la mayoría como es comprar el pan o acudir a un restaurante, sea también accesible para las personas con discapacidades auditivas. 

Ir a un restaurante, comprar en una tienda o acudir a una farmacia. Acciones de lo más comunes que pueden volverse muy complejas para una persona con discapacidad auditiva o con parálisis cerebral. Se llama Háblalo,y  es una aplicación que llegó para facilitar -y a veces permitir- la conversación entre éste tipo de personas y cualquier trabajador que les atienda. Hasta ahora, ha logrado que alrededor de 65.000 personas de 75 países diferentes puedan hacer su vida más normal que antes, comprar o comer por ahí sin ninguna dificultad.

Mateo Salvatto, su fundador, es un joven argentino con raíces españolas de 20 años, al que un día se le ocurrió la idea cuando buscaba la forma de ayudar a la gente  con discapacidad a través de sus conocimientos en robótica e informática. Fue en este momento cuando recordó que su madre trabajaba como profesora con personas sordas. La robótica le permitió hacer todo lo demás. “Jugando o compitiendo con robots aprendí toda la tecnología que después me permitió hacer un software para ayudar a personas con discapacidad”.

En un principio la aplicación, que creó con tan sólo 19 años tenía el objetivo de asistir a personas con discapacidad auditiva. Luego, descubrió que el software podía ayudar también a personas con parálisis cerebral, Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA),Trastornos del Espectro Autista (TEA), entre otras muchas discapacidades que dificultan la comunicación.

Háblalo está dirigido a tiendas y comercios, aunque también podría contratarla una entidad gubernamental. Porque ,según explicó Salvatto en una entrevista a Efe Emprende, todos tienen el mismo fallo de comunicación. “Cualquier local de comida rápida, farmacia o restaurante del planeta, ya sea en España, Indonesia o Argentina, tiene las mismas carencias: si llega una persona sorda o con parálisis cerebral a comprar algo, es probable que en el 90% de los casos no se le pueda atender“.

La aplicación de Salvattoo permite traducir el texto a voz y, la voz al texto. Además, sin necesidad de conexión a Internet. Funciona, mediante una suscripción mensual que, en España, ronda los 20 o 25 euros mensuales- en el caso de tiendas particulares-, y la empresa otorga una tableta con la aplicación personalizada para cada local. El objetivo es que el uso sea totalmente gratuito para sus usuarios, ya que su modelo de negocio consiste en cobrar solo al negocio o a la entidad por poder prestar el servicio.

Una aplicación reconocida internacionalmente

La expansión de su proyecto fue, en palabras de su fundador, “totalmente orgánica”. Según contó en la entrevista, al principio fue una expansión por Latinoamérica. Después, cuando alcanzó los 20.000 usuarios y fue galardonado internacionalmente se produjo el salto a los demás continentes.

Algunos de los reconocimientos más importantes fueron el premio 2018 a la innovación humanitaria que le otorgó el MIT (Massachusetts Institute of Technology); el premio al mejor proyecto social del mundo de la Universidad de Pekín, o el propio reconocimiento a su labor por parte del Gobierno de Indonesia.

Para alcanzar esa proyección internacional, el jóven emprendedor creó la compañía Ateroid Technologies, en la que actualmente trabajan nueve personas. Esto le permitió estar presente en diversos mercados como los estadounidenses, los chinos o los indonesios.

Actualmente se plantea seguir expandiéndose, ya que de 2018 a 2019 sumó más de 2.000 descargas. De momento, Salvatto no plantea vender su aplicación a ninguna empresa, pues “no quiero que se pierda el espíritu de Háblalo.

“Prefiero un millón de usuarios, que un millón de dólares. Y eso, justamente es en lo que trabajamos cada día”. 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

*